Qué es la psicoterapia humanista

      No Comments on Qué es la psicoterapia humanista

La psicoterapia humanista trabaja con las experiencias presentes, el sentimiento proveniente de la complejidad de las situaciones y sus dificultades. La terapia tiene como objetivo, la conceptualización del proceso de tratamiento en curso. Se toman las sensaciones del presente inmediato de naturaleza orgánica, y se guía la conceptualización. Este conjunto de sensaciones es fuente de significados y permite al paciente, formar conceptos y referirse a ella.

Esta psicoterapia se basa en la experiencia, en el autodesarrollo, la evolución, el aprendizaje y el relacionamiento del hombre. Se centra en cambiar el eje del hacer a la valoración del ser, dando lugar a los significados y prevalencia a la experiencia.

Se busca una reconstrucción del proceso vital del paciente, partienddo de la relación paciente-terapeuta, haciendo una reconstrucción del proceso vital.

Se asocia la psicoterapia humanista con fundamentos filosóficos y metodológicos de carácter fenomenológico.

Edmund Husserl (1859-1938) consideró la fenomenología como sistema filosófico coherente, pero este término había sido empleado anteriormente por Hegel, y también por Brentano en sus reflexiones. Pero la fenomenología es entendida generalmente como un movimiento filosófico que reúne distintos desarrollos heterogéneos. Estos desarrollos no poseen contenidos similares o conceptos, sino que se conectan a través de la metodología investigativa.

Husserl, estaba desconforme con el método científico positivista aplicado al estudios del mundo externo y la realidad psicológica. Para él, el mundo y el ser humano concebidos por la ciencia de principios del siglo XX, se alejaba totalmente de la experiencia que los individuos tienen de sí mismos y de su entorno. Considera que los procesos psíquicos son intencionales, porque están ligados a sucesos u objetos de la realidad exterior.

Aspectos principales de la psicoterapia humanista:

La fenomenología toma dos aspectos como guía de investigación, la experiencia y el fenómeno.

Un fenómeno es la apariencia con que se presenta un objeto de estudio ante la conciencia del observador.

Los fenómenos son conocidos directamente por el individuo. Entendiendo la realidad como una co-construcción entre observador y lo observado. Por tanto, debemos reconocer la existencia de varias realidades válidas. Lo real se presenta como un tejido firme que se da de antemano.

El otro aspecto unificador del observador y lo observado, es la experiencia.

Los pilares de la terapia humanista están en la experiencia y el fenómeno, y se busca la comprensión de los fenómenos, tal y como se muestran ante la conciencia.

Se define la fenomenología como el estudio riguroso de las cosas, de modo de llegar a un entendimiento de la conciencia humana y su relación con la experiencia.

La situación terapéutica se centra en un contexto especial compuesto por la interacción intersubjetiva continuada de dos o más fenomenologías diferentes. Psicoterapeuta y paciente, están inevitablemente insertos en sus experiencias relacionales y en su situación respecto al otro, durante cada sesión de trabajo.

El terapeuta tiene percepción directa de la forma y cualidad de las verbalizaciones y expresiones no verbales del paciente. El terapeuta explorará todo fenómeno, independientemente de que sea un proceso psíquico del paciente o del proceso vincular (paciente-terapeuta; o paciente-ser querido).

Hay corrientes que enfatizan sobre la importancia de la observación de los fenómenos corporales del paciente.

Leave a Reply