La psicología cognitiva

El conductismo de John B. Watson afirmaba que la psicología debía ocuparse exclusivamente de la conducta, en lugar de la conciencia.

Wertheimer en Alemania, no aceptaba el estudio de los componentes de la conciencia, por considerar que debía estudiarse en su totalidad. Afirmaba que se percibe un todo significativo al pensar. Los pensamientos serían percepciones significativas totales y no conjuntos de imágenes asociadas.

Wertheimer es el pionero de la psicología cognitiva y dedicó sus estudios a la percepción. Consideraba que las partes de un todo se encuentran relacionadas de manera dinámica de modo que no puede inferirse el todo al separarlas. Llamó a estas totalidades dinámicas, Gestalt (forma o configuración).

Como ejemplo, cita a la música, donde su armonía depende de la relación entre las notas y no de cada nota en forma individual.

O sea que la figura en cualquier percepción, sería la Gestalt, y el fondo sería el espacio donde dicha Gestalt se proyecta. Esta figura puede cambiar de un momento a otro. Estos cambios de la relación figura fondo son importantes para la percepción, el aprendizaje y el pensamiento.

A Wertheimer se sumaron Wolfgang Köhler y Kurt Koffka, que juntos emigraron a Estados Unidos. Para ellos, el aprendizaje se trata de cambiar de una figura por otra, y no de agregar nuevas huellas a la memoria, desterrando las antiguas. Los cambios de Gestalt se pueden producir por la experiencia o por la reflexión y el correr del tiempo.

La Gestalt estudia la comprensión que ocurre de manera súbita, la reorganización perceptual.

Los estudios de la psicología cognitiva:

Mientras Wertheimer, Köhler y Koffka se ocupaban de los problemas técnicos de la percepción, el pensamiento y el aprendizaje, Lewin ponía su atención en la motivación, la personalidad y la psicología social.

Lewin relacionaba los deseos y metas con la personalidad, buscando crear un sistema teórico para predecir la conducta. Su conclusión está en el espacio vital, formado por la totalidad de los hechos que determinan la conducta de un cierto individuo en un momento determinado.

La psicología cognitiva se opone al conductismo, ya que éste niega la validez del método introspectivo.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*