La ludopatía

      No Comments on La ludopatía
Save on your hotel - www.hotelscombined.com

Las conductas adictivas al juego y las apuestas pueden ser tratadas con medicación que disminuya los impulsos y la urgencia por jugar y aumente las inhibiciones, según establecen algunos expertos. Se han obtenido resultados muy positivos en los pacientes adictos que se tratan con medicación que generalmente se utiliza para pacientes adictos a determinadas sustancias.

Algunos expertos de la Universidad de Minnesota utilizaron tareas que ayudan a identificar exactamente qué es lo que motiva este tipo de conductas. Se les realizó un diagnóstico primario tanto a mujeres como hombres, en uno de tres estudios de medicación, que contaban con entre 70 y 100 participantes.

Los investigadores trataron de descubrir cómo los jugadores deciden si apostar o no basándose en dos procesos de la mente: el impulso y la inhibición. Para agrupar a los individuos en categorías que los diferencien según aspectos biológicos, se separaron en dos grandes subgrupos, aquellos que juegan por impulso, por ejemplo, las personas que apuestan cuando el deseo es casi imposible de controlar, y aquellos que demuestran inhibición normal a determinadas conductas impulsivas.

En el primer subtipo, los jugadores que apuestan por impulso responden positivamente al tratamiento con medicación que bloquean el sistema opioide o determinados receptores. Los expertos también explican que el historial familiar y la genética juegan un papel fundamental. La gente que tiene un historial de adicción en su familia responden aún mejor al bloqueador, que a su vez se ha demostrado en  otros estudios que disminuye el impulso de utilizar sustancias como el alcohol.

El segundo subtipo, los apostadores que tienen problemas para inhibir los comportamientos o reacciones ante los más mínimos deseos responden positivamente a los medicamentos que actúan en una encima determinada que tiene un rol fundamental en la función de la corteza pre-frontal. Se ha comprobado que si se disminuye la función de esa encima, se puede aumentar la habilidad para inhibir el deseo por apostar.

Establecen que al entender estos diversos subtipos, es posible determinar el centro de la enfermedad, y a partir de eso realizar un tratamiento personalizado.

Sin embargo, aunque estos resultados son muy alentadores y la mayoría de las personas responden favorablemente a estos medicamentos, hay personas que no ven resultados favorables. Para esto, se necesita continuar con las investigaciones para encontrar los motivos exactos del problema. La patología del juego afecta aproximadamente al 2 % de la población.

Leave a Reply