La historia de la psicología

La psicología existe desde la existencia de la filosofía y la ciencia. Ya en el siglo Va.C. se desarrolla la psicología filosófica o metafísica, la cual abarca desde los estudios sobre el alma hasta la tipología de Hipócrates, hasta Kant.

En los primeros tiempos, la psicología aparece sometida a la concepción general del universo. Paulatinamente se introducen la observación y la experimentación.

Aristóteles funda la psicología filosófica, su tratado sobre el alma resulta una verdadera investigación científico-natural de los procesos bio-psíquicos. Sus estudios son la base de la tradición filosófica posterior.

En la Edad Media, Santo Tomás de Aquino realiza una síntesis donde presta especial atención al ser humano. El hombre sólo puede llegar a Dios por medio del entendimiento y la voluntad libre. Santo Tomás estudia el alma intelectiva, atendiendo apenas a la parte animal del ser humano, buscando la cualidad superior.

Descartes considera que la realidad está compuesta por dos especies principales: la pensante (regida por la libertad) y la extensa (regida por un mecanismo puro), pero no logra conectarlas exitosamente, con lo cual devienen en diversos racionalismos, materialistas o espiritualistas.

Christian Wolff distingue entre psicología empírica y psicología racional, que sientan las bases sobre las cuales trabajará Kant.

Empirismo y asociacionismo:

En el siglo XVIII, la psicología se va apartando de la metafísica y continua en el racionalismo con una propuesta más científica, no acepta nada que no proceda de la experiencia sensible. Se considera al hombre como un cuerpo principalmente, donde su accionar provendría de los estímulos sensibles y las reacciones de los sentidos. Tal como lo postula el empirismo.

El empirismo no está interesado en la esencia del alma, sino en sus manifestaciones, las que se pueden conocer por la experiencia sensible. Locke distingue entre experiencia interna (reflexión) y experiencia externa (sensación).

G. Berkeley es uno de los fundadores de la teoría asociacionista y se basa en el concepto de cualidades sensoriales. David Hume nos habla de los conceptos de sensación, representación e idea. Donde lo único que nos acerca a la realidad son las sensaciones.

J.F.Herbart (1776-1841) es creador de la psicología racional científica que se basa en la mecánica de la conciencia como soporte de los fenómenos psíquicos.

El asociacionismo, a pesar de haber sido desechado, fue base para otros movimientos psicológicos como: P. Janet. S. Freud y Karl Jung.

La psicología experimental:

En la primera mitad del siglo XIX se va delimitando el campo de lo psicológico y lo psíquico debido al desarrollo de las ciencias naturales. Dicho campo se conforma como un grupo de fenómenos observables y estudiables empírica y experimentalmente, de acuerdo a los datos de la conciencia. Los sujetos de estudio estarían en el campo de la psicología filosófica.

W. Wundt creó en 1879 el primer laboratorio de psicología experimental en la Universidad de Leipzig, donde se estudia la psicología con el método científico-experimental. En sus primeros tiempos, esta disciplina está muy conectada con la fisiología. Pero Wundt interpreta lo psíquico y lo físico como dos maneras de interpretar la misma realidad, donde todo fenómeno pertenece a la psicología y a la física.

Psicología fisiológica:

La psicología fisiológica busca medir las sensaciones.

E. H. Weber (1795-1878) fisiólogo, trabaja fundamentalmente con la vista y el tacto, utilizando el concepto de umbral. Fechner, por su parte, intenta encontrar la relación entre las energías psíquicas y las energías físicas, describiendo la relatividad de los fenómenos sensoriales.

La introspección y la escuela de Wurzburgo:

Oswald Külpe, discípulo de Wundt, presentó la introspección como nuevo método experimental de investigación, único capaz de dar cabida a la conciencia.

Junto a sus discípulos funda la escuela de Wurzburgo, donde estudian la fenomenología psíquica a través de la teoría del pensamiento sin imágenes o de los estudios sobre volición. Esta escuela tuvo una influencia innegable en los posteriores estudios de la psicología.

La psicología de la forma:

La psicología de la forma o Gestalt postula que el todo no es igual a la suma de las partes, sino que es unidad que supera dicha suma.

Su origen está en las observaciones realizadas por algunos discípulos de Brentano. No niegan categóricamente el valor de las experiencias psicofísicas, pero consideran que allí no acaba la realidad psíquica, tampoco aceptan la exclusividad de los métodos introspectivos. Se oponen a los conductistas y reflexólogos por considerarlos aferrados al método de la asociación.

La psicología de la forma parte del estudio de la percepción para luego aplicarse al campo del pensamiento y la inteligencia, el aprendizaje, la memoria, etc.

La Gestalt admite el principio de la conducta y el de la conciencia, pero no el uso exclusivo de uno de ellos como método.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*