La erotomanía o síndrome de Clérambault

La erotomanía o síndrome de Clérambault, es una variente de la esquizofrenia paranoide. Consiste en un enamoramiento obsesivo, eligiendo un objeto del amor inaccesible y generalmente, de rango social superior. El enfermo experimenta la convicción de que la otra persona le corresponde secretamente, y le envía señales en clave con cada acto corriente. El riesgo constante de frustración y rechazo, provoca episodios de celotipia. El cuadro patológico puede degenerar en melancolía y distimia.

Si bien existen antecedentes desde Hipócrates, Plutarco y Galeno, el primer caso registrado con el método científico fue el de una mujer francesa, luego de la Primera Guerra Mundial, diagnosticado por el psiquiatra Gatian Clérambault. Dicha mujer de procedencia francesa, estaba enamorada del rey Jorge V de Inglaterra.

Había viajado varias veces a Londres para apostarse tras las rejas de Buckingham, esperando ver al rey. Ella creía que toda la sociedad londinense comentaba sus amores con el rey. Incluso, durante una de las visitas, creyó que el rey había sido responsable de que no encontrara alojamiento en la ciudad. Esta mujer estaba enamorada profundamente del rey, pero resentía la relación pues creía que él la rechazaba, pero no dejaba de darle esperanzas.

Este trastorno mental es muy raro, pero en su larga trayectoria ha sufrido modificaciones en su conceptualización:

-En el siglo XVIII, se creía que era un trastorno general ocasionado por el amor no correspondido.
-Fines siglo XVIII y principios siglo XIX, se lo definia como la práctica de amor físico excesivo.
-Fines siglo XIX y principios siglo XX, se definía como amor no correspondido como forma de trastorno mental.
-Siglo XX hasta nuestros días, se define como la creencia ilusoria de ser amado por otra persona.

Aspectos de la erotomanía:

La erotomanía es un trastorno delirante sistematizado, aunque esta patología se comporta como un síndrome, que puede surgir durante el curso de trastornos orgánico-cerebrales, afectivos y esquizofrénicos.

Este trastorno es muy persistente, pero puede cambiar de objeto, o combinar varios objetos diferentes. Hay evidencia de que los pacientes erotómanos, poseen personalidad sensitivo-paranoide, aislamiento social e inhibición sexual. Estos pacientes difícilmente separan su conducta de sus delirios. Los tratamientos con antipsicóticos presentan escasos resultados.

Hay tres variantes de este trastorno que ilustran las dificultades apra establecer un diagnóstico claro.

Diagnóstico clásico de la erotomanía:

• Convicción ilusoria de la comunicación amorosa
• Objeto del amor, de un rango social superior
• Creencia de que el objeto fue el primero en enamorarse y hacer insinuaciones amorosas
• Comienzo súbito
• Objeto amoroso incambiado en el tiempo
• Enfermo racionaliza la conducta paradójica del objeto amoroso
• Curso crónico del trastorno
• No presencia de alucinaciones
• El delirio se da sin que ocurra la obnubilación de la conciencia

En el DSM-IV, se lo clasifica como un trastorno delirante de tipo erotomaníaco.

Tratamiento y evolución de la erotomanía:

Para la erotomanía secundaria, el tratamiento corresponde al de la enfermedad subyacente.

En la erotomanía primaria o pura, el tratamiento se realiza con neurolépticos, pero no necesariamente exitoso. Es necesario alejar a algunos pacientes temporalmente de sus objetos amorosos.

No se conoce eficacia demostrada ante la terapia electroconvulsiva y la psicoterapia individual.

La enfermedad asociada presenta un curso variable, en función del diagnóstico, se dividen en esquizofrénicos, esquizoafectivos, y pacientes con trastorno delirante paranoide, que son los de mejor pronóstico.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*